domingo, 24 de abril de 2011

Y... ¿aún preguntas qué ocurre?

El ser humano se ha convertido en un verdadero ciego. Su ceguera le transmite seguridad, la seguridad de que son otros los que le guían en su camino, la certeza de que pase lo que pase, si tropieza es culpa de su buscada ceguera; y si no de aquellos que debieran conocer de su existencia. ¿Cuántas veces has girado la cabeza porque no querías darte cuenta de lo que ocurre a la vuelta de la esquina?.


Persigue el hombre a la estrella que le guíe hacia el camino de la libertad, que le ha sido arrebatada por la ignorancia de sí mismo. Eso es lo que sucede siempre... Y yo os pregunto: ¿qué entendéis por Felicidad?

¿Es quizás el ver vuestros deseos hechos realidad?... Y ¿Cuáles son esos deseos?... Los deseos hacen aferrarnos a la infelicidad con mayor acopio; así fluye nuestra vida, en un esfuerzo continuado de insatisfacción que nos hace enfocar nuestra atención al pasado o nos proyecta al futuro, sin darnos respiro, farfullando en la soledad de nuestros pensamientos y, entre dientes, deseando llegar al final de esta desesperación.

Pero querido ser humano la mente nunca calla, nunca duerme, nunca nos ofrece soluciones, siempre está creando el siguiente enigma sin resolver que te hará perder el juicio.

Por todo ello, te invito a que recorras el mundo de la Intuición no de la superchería; el de la Inteligencia Superior, no el del pobre intelecto que sólo sirve para recordar cifras y letras; recorre el camino que cure tus heridas, sobre todo las del corazón, descálzate y cruza el río de las aguas del Olvido, serás transportado sobre ellas, como aquel que vino a enseñar el camino de la Sabiduría, el que la redimió y rescató para que se volviese a ver su bella silueta... Son tantos los que lo hicieron, que los llevo en mi corazón, y es por lo que hoy por hoy sigo avanzando a través de áridos caminos que convierto en verdaderos paraísos, donde descansar y poder reposar mi cabeza.

En tanto prosigo el camino, no olvides querido y temido ser humano que la noche de los tiempos es tu ceguera, y ella es la que produce el engaño de las formas de esta ilusión con la que te identificas. Pero vienen tiempos de cambio, y con el cambio renovación no exenta de luminosas posibilidades, pero para ello, tenemos que ser libres, en cuerpo, mente, y en Espíritu... la Energía que recién está floreciendo es como una apisonadora: es contundente, terrible para aquel que no la conoce, pero un bálsamo para aquel que la busca y clama su nombre, una fragante rosa en flor que regala su esencia para aquel que la reintegre. Esa es la venida del Silencio que Habla.

+Sophia Iatromantis

2 comentarios:

Basilides dijo...

Una meditación excelente, me gusta mucho tu perspectiva, como siempre tan acertada, lo importante de un texto es que nos haga pensar, y desde ese pensamiento transforme.

Anónimo dijo...

Escribo casi un mes después pero creo que ese despertar ya ha llegado,lo del Movimiento del 15 de Mayo y sobre todo las Acampadas en la Puerta del Sol en Madrid simplemente es que en Mayo tenía que ser,ha ocurrido y no dejaremos escapar la oportunidad;se escapó en Mayo del 68,luego lo del Muro de Berlín en el 89 fué otro aviso pero ahora creo que va muy muy en serio.Congratulémonos de vivir estos momentos indescriptibles de cambio.Un saludo afectuoso.Gurmund.....Estoy en ----radiosappo.wordpress.com---